El juego beneficia el desarrollo cognitivo, social, emocional y físico de los niños. Implica elecciones, fomenta la agencia de los pequeños, y les ofrece oportunidades para indagar sobre conceptos importantes e intereses personales. Los niños construyen significado activamente a través del juego a partir de sus interacciones con el mundo físico y social que los rodea. Mediante el juego, los niños pequeños desarrollan enfoques del aprendizaje y entran en contacto con factores clave para su desarrollo. En Early Childhood valoramos el juego como el principal motor de la indagación. 

Síguenos